Se aprobó una nueva ley que regula el Teletrabajo

El martes 10 de agosto de 2021 el Parlamento aprobó la ley que regula el Teletrabajo, con el propósito de que las empresas regulen el trabajo remoto.


La ley es para aquellas relaciones laborales en régimen de subordinación y dependencia.

Se define el teletrabajo como: la prestación de trabajo, de forma total o parcial, fuera del ámbito proporcionado por el empleador, utilizando para ello, tecnologías de la información y de la comunicación. Será aplicable a las relaciones laborales que se desarrollen en condición de dependencia y subordinación, en las que el empleador sea una persona privada o de derecho público no estatal.



Algunos aspectos más relevantes:


Es el empleador quién deberá regularizar la situación de aquellas personas que estén en modalidad de teletrabajo en un plazo de seis meses a contar de su promulgación.

El empleador debe obtener el consentimiento de los trabajadores que acepten realizar su actividad en modalidad de teletrabajo, a través del contrato de trabajo o documento de consentimiento por escrito. De igual forma si las partes deciden modificar la modalidad de teletrabajo a presencial.


En el acuerdo se deberá determinarse el lugar donde desarrollará la actividad el trabajador, pudiendo ser en el domicilio del empleado o en otro sitio.

En relación con la jornada laboral, el tiempo trabajado no superará el máximo legal de horas semanales de trabajo aplicable a la actividad a la que pertenece la empresa y las horas que superen el límite diario detallado en el Decreto-Ley N°14.320 (Horas Extras), no darán lugar al pago de horas extras, sino que se compensarán con horas no trabajadas en otros días de la misma semana.


Las horas que superen el máximo de horas semanales de trabajo, se abonarán con un recargo del 100% sobre el valor hora de los días hábiles. El teletrabajador tiene derecho a la desconexión de los dispositivos digitales y a no ser contactado por el empleador, garantizando así su tiempo de descanso real; entre jornada y jornada, debe existir una desconexión mínima de 8 horas.

Se podrá establecer un registro de asistencia que permita contabilizar la cantidad de horas trabajadas.


Las partes acordarán la forma de provisión de la tecnología e insumos necesarios para desarrollar la actividad. En caso de desacuerdo, el empleador deberá proporcionar los equipos, insumos y demás herramientas, no siendo considerados parte del salario, no constituyendo materia gravado ni asignación computable.